Carneros

Enviar por correo

:
El connotado chef peruano Emilio Peschiera volcó el amor que siente por la Patagonia Chilena en este nuevo restaurante, pensado para ser una experiencia tanto gastronómica como estética.

Nunca es tarde para darle un giro a nuestras vidas, y esa fue la apuesta de Emilio Peschiera. El chef que hasta ahora ha sido reconocido por una seguidilla de restaurantes peruanos, por estos días disfruta de su nuevo emprendimiento "Carneros", proyecto que pone especial atención en la gastronomía de la Patagonia Chilena, especialmente a los productos de la región de Magallanes.

 

Así podemos probar centolla fresca (de julio a diciembre), corderos al palo, salmón ahumado, chorizos caseros y carnes a las brasas entre otras recetas tradicionales chilenas y de autor, siempre realzando la naturaleza propia de los productos sureños.

 

Y es que tras 25 años viviendo en Chile, el también empresario peruano ha desarrollado un fuerte lazo con la Patagonia, entre otras razones, porque su amigo Jorge Luksic vive allí.

 

Un buen restaurante no sólo implica los mejores productos para un carta abundante, sino armar la experiencia completa. Emilio está muy consciente de ello y por eso sus proyectos siempre han aportado en cultura y ambiente. Razón por la que se contactó con la escultora Constanza Mayo, reconocida por su trabajo con alambres, entre los que destacan sus figuras de animales y árboles. Así el salón principal del restaurante se viste con seis árboles “traídos” de la Patagonia, doblados por el viento.

 

En la misma línea, las paredes de Carneros Bar y salón están decoradas con ilustraciones de Maya Hanisch, con detalles como estancias, corderos, Onas, etc. También se usaron maderas nativas y lámparas de mimbre fabricadas por Denise Walter, todas obras que se lucen más cálidas con el fogón a la vista.

 

Carneros Bar es un espacio independiente al restaurante, donde 40 personas pueden disfrutar, lo que sumado a las 100 del restaurante y a las otras del salón privado -Cava y terraza- da un gran número de potenciales clientes dispuestos a vivir una experiencia de PATAGONIA VIVA en Santiago.