La Maestranza

Enviar por correo

:
Andas buscando un sánguche con onda... ¡Aquí lo encontrarás!

Con un look medio industrial y una fachada que parece un antiguo cuartel de bomberos, este sitio intriga desde que uno llega. Es tan ondero que uno se siente como en un boliche de Brooklyn medio clandestino; para complementar eso, merodean olores maravillosos que provienen de sus exquisitas preparaciones. Hay hamburguesas de todo tipo, pero lo que nos importa a nosotros son los sándwiches que Tito –el chef que en realidad es un verdadero maestro– le quedan tremendos y cuyo precio bordea los $7.000. Hay con malaya, molleja, merluza austral, ossobuco y costillar. La tentación es suprema al momento de enfrentarse a estas delicias contundentes, que son verdaderos platos entre panes. Pese a que esté recién abierto creemos que rápidamente se ganará un espacio en el corazón de todos, porque además de rica, esta sanguchería es demasiado cool como para dejarla pasar.