Alimentación de invierno: más energía y defensas

Enviar por correo

:
Las cremas naturales, los guisos y las preparaciones en base a verduras (charquicán, tortillas, budines, etc.) son ideales para consumir en temporada de invierno, porque nos permiten mantener una dieta equilibrada y saludable.

Las cremas naturales, los guisos y preparaciones en base a verduras son una de las comidas más tradicionales en los hogares de nuestro país, principalmente en la temporada de invierno. Son ideales por su aporte en fibra, vitaminas y minerales en nuestra ingesta diaria, y además porque tienen un bajo contenido calórico. 

Nutricionistas de ISS, empresa experta en servicios de Catering, Facility Mangement, Limpieza, Matenimiento, Seguridad y Soporte, y que brinda en Chile hace más de 25 años servicios de alimentación institucional a través de Apunto, destacan que, existe una amplia gama de preparaciones que nos permiten utilizar de manera más eficiente las verduras de temporada. A modo de ejemplo, las sopas y cremas naturales nos ayudan a conservar el calor corporal. Dentro de este contexto, las expertas sugieren incorporar, por sus importantes beneficios, las siguientes verduras en nuestras preparaciones invernales: 

Espinaca y acelga: contienen una gran cantidad de hierro y ácido fólico. Previenen la anemia, ayudando a la formación de glóbulos rojos. 

- Brócoli: entrega un importante aporte de ácido fólico, vitamina C y antioxidantes, que ayudan a prevenir el cáncer.

- Zapallo italiano: contiene ácido fólico, fibra y agua, ayudando a prevenir el estreñimiento. 

- Betarraga: aporta potasio, el cual ayuda a regular el ritmo cardiaco y mantiene normal la presión arterial. También es diurética, ya que elimina toxinas dañinas para el cuerpo. 

Cabe destacar que, aunque el frío nos induce a consumir alimentos de alta densidad calórica, no es necesario porque no necesitamos consumir calorías adicionales, debido a que nuestra actividad energética tiende a disminuir durante el invierno. 

Por los beneficios mencionados anteriormente, se recomienda aumentar la ingesta de verduras y no restringirlas durante esta época, consumiéndolas en preparaciones saludables sin adicionar crema, mantequilla, queso, crutones o tocino, ya que estos productos son altos en grasas. 

Las preparaciones en base a verduras permiten optimizar el metabolismo de modo natural, gracias a que contienen alimentos ricos en vitaminas A, B, C y otros macronutrientes que el organismo no es capaz de fabricarlos de forma natural. El consumo diario de estos nutrientes es vital para que todos nuestros sistemas trabajen eficientemente.